Hablemos de Edge Computing: ¿qué es y en qué se aplica?

Edge Computing en el internet de las cosas o IoT

Hablemos de Edge Computing: ¿qué es y en qué se aplica?

Se estima que el llamado internet de las cosas o IoT va a tener hasta 50.000 millones de dispositivos a lo largo del 2020. Además tiene la peculiaridad de que todos estos aparatos se encargan de generar una gran cantidad de datos que se pueden analizar y almacenar. No obstante, este tipo de tareas en algunas ocasiones exceden las capacidades de la nube.

Algunos de los grandes obstáculos que están teniendo en cuanto a su crecimiento se debe a el ancho de banda y también los tiempos de espera. El edge computing supone un cambio de era en cuanto a la computación en la nube.

¿Qué es el Edge Computing?

El edge computing es un modelo de diseño para entornos de IoT. Se caracteriza por proporcionar recursos informáticos (como por ejemplo: espacio de almacenamiento y potencia de procesamiento), a los dispositivos finales y sensores generadores de datos. De esta manera, el concepto el edge computing surge como una alternativa a los servicios convencionales en la nube con servidores centrales.

En definitiva el procesamiento de los datos del edge computing no se lleva a cabo de forma central en la nube, sino de una forma descentralizada al borde de la red. De este modo, el edge computing ofrece lo que hasta ahora la nube no ha podido:

  • Servidores que pueden analizar datos en masa de fábricas inteligentes.
  • Redes de abastecimiento sin tiempo de espera y que pueden tomar medidas inmediatas si algo sucede.

Conceptos básicos del Edge Computing

Se considera que el edge computing es el nuevo concepto arquitectónico para entornos de IoT. De esta manera, las tecnologías ya existentes se van a estructurar de una nueva forma.

¿Cuáles son los conceptos que debes conocer del edge computing?

  • Edge: en la jerga informática, “edge” es el nombre que se establece para el borde de la red. Debes saber que los componentes de red que pertenecen al borde, van a variar dependiendo de la situación.
  • Edge devices: un edge device es cualquier dispositivo que genera datos en el borde de la red. Normalmente, las fuentes de datos más comunes son: sensores, máquinas, vehículos, dispositivos IoT etc..
  • Edge gateways: este concepto se refiere a un ordenador que funciona como intersección entre dos redes. Cuando hablamos de un entorno de IoT, los edge gateways se usan como puntos que conectan el internet de las cosas con la red central. Esa red va a estar compuesta de routers que tendrán suficiente potencia de procesamiento como para poder para gestionar los datos del IoT. Otra de las cosas que debes saber es que los edge gateways tienen diferentes interfaces para dar cabida a diferentes estándares de comunicación y tecnologías de transmisión por cable o por radiofrecuencia, como pueden ser Ethernet, WLAN, Bluetooth, telefonía móvil 3G, LTE, Zigbee, Z-Wave, CAN Bus, Modbus, BACnet o SCADA.

Ventajas del Edge Computing

Para que puedas tener una referencia, los datos que crea una torre de perforación son 500 gigabytes a la semana, y si hablamos de una turbina de un avión de pasajeros sería 10 terabytes en tan solo 30 minutos. Cuando hablamos de los datos que se crean a través de redes móviles, la cantidad de datos es tal que no se puede ni cargar en la nube (ni tampoco analizarse en tiempo real).

Pero a todo lo anterior, también tenemos que añadir los costes que se producen debido al uso de redes ajenas. Esto provoca que se tenga que decidir al momento los datos que se están generando y son realmente interesantes, para ser enviados y almacenados en el sistema central y las que tienen que ser analizadas en ese mismo lugar (y en este punto es en el que entraría el edge computing).

Hoy en día, la mayor parte de los datos que se generan a través de internet se cargan en unidades centrales. No obstante, muchas fuentes de datos son móviles y se encuentran demasiado lejos de los ordenadores centrales como para poder garantizar una latencia aceptable. Cuando hablamos de aprendizaje automático y el mantenimiento predictivo entre algunas de las tecnologías más punteras, veremos que hay grandes retos en cuanto a la transformación digital.

Si hablamos del uso privado de internet, o la tecnología 5G, el edge computing no ofrece soluciones, sino preguntas como: ¿realmente haría falta procesar todos los datos del entorno IoT en la nube?

De esta manera, el edge computing surge como un complemento, y no como un sustituto ya que aporta un valor diferencial respecto a la recopilación y agregación de datos, el almacenamiento local de datos, la monitorización con IA y la comunicación M2M, entre otras.

¿A qué se puede aplicar el Edge Computing?

El edge computing se puede aplicar a múltiples sectores, no obstante normalmente suelen estar relacionadas con el entorno IoT, siguiendo un concepto de arquitectura de nube descentralizada. En la actualidad, un importante estímulo de crecimiento para la tecnología del edge computing es la gran  demanda de sistemas de comunicación que puedan funcionar en tiempo real.

La gestión de datos descentralizada es una tecnología clave para proyectos de:

  • Comunicación entre vehículos car-to-car: Los vehículos conectados van a ser mucho más que “coches conectados a internet”. La movilidad del futuro incluye tanto la comunicación car-to-car como la conducción autónoma. De esta manera, se vuelve imprescindible el intercambio de datos en tiempo real tanto entre vehículos como con otros puntos de comunicación.
  • Redes eléctricas inteligentes: la red eléctrica será adaptativa. Y es que se integrarán sistemas de gestión energética, que permitan adaptar las fluctuaciones de potencia de forma automática. La carga eléctrica estará conectada con los generadores de forma descentralizada. Además según vayan avanzando las energías renovables y se implanten en la población, no solamente se conseguirá energía, sino también datos para generarla, almacenarla y consumirla. De esta manera, se puede conseguir una mayor eficiencia.
  • Fábricas inteligentes: en los casos más avanzados, no van a requerir intervención humana. Las fábricas inteligentes estarán creadas con dispositivos, máquinas y todo tipo de sensores conectados que se comunican entre sí a través de IoT. De esta manera, se gestiona de una forma más eficiente los procesos de producción.

Y tú, ¿sabías lo que es el edge computing?

Noticias y Publicaciones

La inteligencia artificial aplicada a negocios de diferentes sectores

La inteligencia artificial aplicada a negocios de diferentes sectores

La inteligencia artificial aplicada a negocios de diferentes sectores Lo cierto es que estar al día y conocer el potencial para tu negocio de los avances de inteligencia artificial puede resultar abrumador para muchas compañías. No obstante el concepto esencial que no puedes perder de vista se ...
Para qué sirve el Big Data en el sector financiero

Para qué sirve el Big Data en el sector financiero

Para qué sirve el Big Data en el sector financiero Lo cierto es que la tecnología ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos años, llegando a incorporarse en nuestro día a día. Esta digitalización de la vida cotidiana supone que se generan todos los días cientos de miles de datos. Esto es ...
Digitalización y Big Data, ¿cómo hacer ambos a la vez?

Digitalización y Big Data, ¿cómo hacer ambos a la vez?

Digitalización y Big Data, ¿cómo hacer ambos a la vez? Antes de la llegada de internet, los ordenadores supusieron una revolución tecnológica y antes de eso, los teléfonos. Gracias a todos los dispositivos tecnológicos nuestra sociedad ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años. Todo, ...